Cómo convertir tu talento en una marca que produzca dinero

Todos tenemos talentos.

Quizás tu talento realmente no sea el que crees tener, pero te puedo asegurar que al menos tienes uno.

¡Pregunta! ¿No sería interesante convertir tu talento en una marca y así poder ganar dinero haciendo lo que te gusta?

– ¡Claro que sí!  (Si no estás de acuerdo no sigas leyendo)

Hace un tiempo escribí una publicación titulada “Cómo convertir un pasatiempo en un negocio”. En esta publicación uno de los tips que di era el de construir una marca.

 Reconozco que no fui lo bastante explícito en esta parte. Es por eso que quiero darle continuidad al tema brindándote consejos prácticos sobre cómo hacer de tu talento una marca monetizable.

Pero primero, veamos algunos ejemplos de gente que ha perfeccionado este tema de las marcas personales:

  1. Germán Garmendia:

german

Germán es un YouTuber Chileno de 26 años de edad que gracias a sus dos canales (HolaSoyGermán y JuegaGermán), ha logrado amasar un volumen combinado de 45,3 millones de suscriptores. Esto lo ha convertido en uno de los YouTubers más seguidos de la red.

Lo interesante del caso es que Germán ha logrado este hito compartiendo dos de sus pasiones, la comedia y los videojuegos.

Ni hablar de sus ingresos. A pesar de lo reservado que es con este tema, especulaciones estiman que su promedio anda por encima de los 4 millones de dólares al año. ¡Nada mal!

  1. Gary Vaynerchuk:

gary

Gary es un empresario norteamericano de origen ruso que se ha convertido en todo un ícono en el mundo del emprendimiento y el marketing digital.

Gary ha construido varios negocios valorados en cientos de millones de dólares gracias a su talento excepcional para el marketing y su habilidad para explotar el potencial de las redes sociales para apalancar el crecimiento de sus marcas.

A parte de ser el CEO de VaynerMedia, una agencia publicitaria con más de 800 empleados y un ingreso anual promedio de unos 100 Millones, Gary también es una celebridad en las redes. Estatus que le ha abierto las puertas de numerosas oportunidades como orador, autor e inversionista.

  1. Kimberly N. Kardashian:

kim

A menos que hayas estado en coma durante los últimos 10 años, de seguro has escuchado el nombre de Kim Kardashian.

Kim es una celebridad norteamericana nacida en Los Ángeles que saltó a la fama casi de forma repentina debido a numerosos escándalos en torno a su persona.

Gracias a las redes sociales, a su manejo del marketing y a su capacidad de conectar con el público, Kim logrado construir una audiencia de millones de seguidores y de paso colocarse como la celebridad No. 42 del Top 100 de Forbes para este año 2016.

Nada más y nada menos que con la suma de 51 Millones de dólares en ganancias.

Algunos dicen que Kim ha logrado monetizar el hecho de estar viva, haciendo alusión a su aparente falta de talentos artísticos.

Pero no creas que estas personas tienen algún don sobrenatural y por eso han llegado al nivel en el que están.

Ellos no son más que el ejemplo perfecto de que cualquier persona puede construir una marca desde el anonimato alrededor de sus talentos y posteriormente monetizarla.

Pero cómo puedes replicar esos resultados… He aquí unos cuantos consejos:

  1. Identifica tu talento.

Esta es quizás una de las partes más difíciles. Muchas veces la gente siente que es bueno en algo cuando en realidad no es cierto.

La clave es encontrar algo que te guste hacer, que lo sepas hacer bien y que además exista un público dispuesto a pagar eso que haces.

frase-ig

 

Recuerda que este talento se convertirá en tu marca, así que debe ser algo con lo que te sientas totalmente identificado.

Un “hack”: Por lo general la gente que te rodea, los que conviven mucho tiempo contigo, suelen tener una idea bastante buena del talento que ven en ti. Si aún no conoces el tuyo, comienza por preguntarles.

Quizás no sea la respuesta que esperas, pero te aseguro que cuando menos será muy próxima a la realidad.

2. Determina el público al que deseas servir.

Escoger bien a tu público objetivo es una de las cosas más importantes en el proceso de creación de una marca.

Las personas tienden a agruparse atendiendo a criterios e intereses comunes. Si logras identificar un nicho lo suficientemente grande a quienes les interese en eso que tienes para ofrecer, podrás desarrollar una estrategia dirigida a captar su atención y venderles tu talento.

Este es un muy buen artículo que te ayudará a definir con precisión tu público objetivo: ¿Cómo y por qué identificar a mi público objetivo o target?

3. Escoge tu plataforma.

No basta con saber quién es tu público, también necesitas saber cuál es la plataforma o canal más apropiado para hacerles llegar tu mensaje.

Ya sea que crees un blog, uses las redes sociales, inicies un podcast, o que mezcles varias plataformas; es importante que utilices la que más se ajuste a las preferencias de tu audiencia y a la naturaleza de tu marca.

En esencia, una buena plataforma debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Al menos el 80% de tu público objetivo debe hacer uso de ella.
  • Debe estar en armonía con la naturaleza de tu marca (Por ejemplo: Si tu marca requiere de una plataforma en donde domine el contenido gráfico, sería un error invertir tu esfuerzo en la red social Twitter).
  • Las barreras de entrada deben ser pocas (o ninguna). Me refiero a que puedas ser capaz de dominar su funcionamiento en relativamente poco tiempo y sin grandes complicaciones.

Para más detalles sobre este tema lee mi artículo: ¿Cómo elegir la red social correcta para tu negocio?

red social-featured image 2

4. Crea contenido.

El contenido es el material que vas a publicar en la plataforma seleccionada, y que expondrás ante tu público objetivo.

Piensa en el contenido como la oportunidad de demostrar tu talento. Cualquiera que este sea.

Dependiendo de la temática de tu marca existirá un tipo de contenido que se ajuste mejor a ella que otro. Por ejemplo:

  • El video es bueno para: Educación, entretenimiento.
  • Los Blogs sirven para: Educación, información, Investigación.
  • Las Fotos sirven para: Fotografías, Arte.
  • Las Infografías son buenas para: Educación, Información.
  • Los Podcasts son excelentes para: Educación, Información, Entretenimiento

Naturalmente, a pesar de que algún tipo de contenido en específico funcionará mejor para tu marca; lo ideal es seleccionar los tres que den mejores resultados y mezclarlos en tu estrategia.

En mi caso personal, yo trato de mezclar todos los que puedo – Aunque confieso que debo trabajar más en el video –.

Mientras más variedad de contenido publiques, mayor será el alcance de tu mensaje.

Lo ideal siempre es crear, distribuir y medir resultados. Esa es la forma más precisa de saber qué te resulta más y qué no.

Un secreto – no tan secreto – sobre la producción de contenido es que mientras más das y más valor aportas, mejores resultados obtienes en el largo plazo.

5. Construye tu audiencia.

Construir una audiencia es el objetivo de todo este rollo del crear una marca.

audience

Una audiencia es un conjunto de personas con intereses afines que consumen el contenido que produces.

Independientemente de la naturaleza del negocio, el tener una audiencia es un elemento que aumenta en mucho tus posibilidades de éxito en cualquier gestión de venta.

Piensa por un momento en lo siguiente:

Supongamos que eres un emprendedor de la industria del fitness. ¿No sería más fácil conseguir clientes para tus programas de ejercicio si ya tuvieras una audiencia que siga tu trabajo y simpatice contigo?

– Si respondiste “sí”, diste en el clavo.

Este mismo escenario se repite para casi cualquier industria imaginable.

Existen muchísimas formas de conectar con tu público objetivo y construir una audiencia. Desde la compra de seguidores – Completamente inútil –, hasta el establecimiento de una relación legítima con quienes se sienten identificados con tu marca.

De más está decir que la segunda opción es la más apropiada y la que recomiendo.

En fin…

Las acciones específicas variarán dependiendo de la plataforma que uses, pero en sentido general, la estrategia es la misma:

Captar la atención de tu público objetivo para que descubra tu contenido y se convierta en seguidor de la marca.

Para ello es necesario contenido de calidad y exposición de tu contenido a las miradas del público de interés.

En mucho trabajo, es difícil… ¡Pero vale la pena!

6. Monetiza

Esta es la parte más interesante y divertida. Donde comienzas a cosechar los frutos de tu arduo trabajo.

Pero antes de pensar en el dinero es bueno que sepas que la construcción de una marca es una estrategia a largo plazo. El trabajo es mucho, los resultados tardan en llegar pero al final – No tan al final – todo termina valiendo la pena.

Ahora sí…

Una vez tienes una audiencia lo suficientemente grande (Fíjate que no dije un número específico. Esto es porque “lo suficiente” será diferente para cada industria y producto creado),  puedes proceder a identificar una necesidad común, crear una respuesta a esa necesidad y luego vendérsela a tu audiencia.

El ciclo es bien sencillo y fácil de entender aunque, como dije antes,  requiere una inmensa cantidad de trabajo y consistencia.

Existen 3 formas básicas en las que monetizas a tu audiencia:

  • Promoviendo productos de terceros y cobrando por ello.
  • Vendiendo productos propios.
  • Vendiendo tus habilidades, ya sea como consultor, coach, performer, etc.

Tamaño ideal de la audiencia para monetizar:

Puesto que cada industria tiene sus características peculiares, no existe tal cosa como el tamaño ideal de la audiencia.

Sin embargo, considero que un buen tamaño es aquel en el que el número de seguidores o usuarios registrados es mayor que el doble del número mínimo de unidades de producto que necesitas vender para que sea rentable.

7. Amplía tu alcance.

Los primeros beneficios económicos que obtienes de tu marca solo sirven para probar si el modelo de negocio funciona o no.

Luego de que ya estás seguro de que funciona, la idea siguiente es ampliar el alcance de tu mensaje y hacer crecer la marca.

Algunas de mis estrategias de crecimiento favoritas son: alianzas estratégicas, exploración de nuevas plataformas, inversión en publicidad, aumento de la frecuencia de publicación de contenido y diversificación del tipo de contenido.

Como ya mencioné anteriormente, trata de implementar tantas estrategias como te sea posible; de manera que se aumenten tus posibilidades de éxito.

A pesar de que a muchos no les interesa invertir los recursos ni la energía necesarios para llevar sus marcas desde “muy bien” hasta “excelente”; quienes sí lo hacen no solo reciben un mayor volumen de beneficios, sino que también descubren nuevas e interesantes oportunidades de negocio dentro de su misma industria.

Conclusión:

Construir una marca capaz de satisfacer una – o a veces varias –  de las necesidades que aquejan a un segmento en específico del mercado, mientras se consiguen beneficios económicos, es completamente alcanzable.

Esto es, siempre y cuando estés en la disposición de poner las horas necesarias y el esfuerzo requerido para lograr tu meta.

Avanza un paso a la vez, se paciente y consistente.

Si te gustó el contenido, no olvides compartirlo con tus seguidores en las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *