LA GENTE EXITOSA LEE: CÓMO CREAR UN HÁBITO DE LECTURA

A estas alturas uno pensaría que la importancia de los libros como fuente de conocimiento no debería ser tema de debate. Es algo en lo que todos podemos estar de acuerdo.

En un artículo de Blinkist Magazine sobre los hábitos de lectura de algunos de los CEO´s más exitosos del mundo, se señalan unos puntos muy interesantes respecto al tema. Entre ellos, el de que el 88% de las personas financieramente exitosas leen al menos 30 minutos al día.

Entre la lista de personalidades citadas como referencia están Warren Buffett, Oprah Winfrey, Elon Musk, Barack Obama y el mismísimo Bill Gates, quien dice leer alrededor de 50 libros por año.

Sin embargo, a pesar de que los resultados de un buen hábito de lectura son indiscutibles, de que el precio de los libros no podría considerarse como una barrera de entrada, y de que gracias a internet, hoy tenemos acceso a muchísima más información de la que algún día podríamos llegar a leer, la gente en América Latina aún no lee.

La respuesta a parte del problema la encontré en una publicación sobre un estudio del Instituto de Estadística de la Unesco que revelaba que un gran porcentaje de los niños y adolescentes escolarizados en América Latina carecen de competencias básicas de comprensión lectora.

En otras palabras, no entienden lo que leen.

Resulta difícil desarrollar interés por algo que no se entiende.

Esta es una realidad que se puede cambiar, pero gran parte de la solución está contenida en el mismo problema. Para entender lo que se lee, hay que leer con más frecuencia.

Ahora bien, ¿Cómo podemos los simples mortales motivarnos a leer de manera frecuente y sin morir de aburrimiento? – Pues te comparto algunos consejos que me han funcionado:

  1. Lee sobre cosas que te gustan. Muchas veces caemos en el error de leer un libro solo porque es un best seller, no porque nos gusta la temática.  Si no te gusta el contenido, no tendrás la motivación de leerlo.
  2. Comienza con libros cortos. No se comienza a ejercitar levantando las pesas más pesadas del rack; tampoco se comienza a crear un hábito de lectura con el libro más largo. Tomar un libro pequeño con un tema de tu interés, y leerlo hasta el final, te dará la motivación de comenzar con el siguiente.
  3. Comparte lo que has aprendido. Ya sea a través de comunidades de lectores en línea o comentando tu experiencia con amigos, compartir lo aprendido te ayudará a comprender mejor lo que leíste y a fijar mejor los conocimientos.
  4. Siempre ten el siguiente libro tu mesa de noche. No esperes a terminar el libro que ya comenzaste para comprar el siguiente. Dejar de leer por una semana en lo que tu siguiente libro llega en el correo es solo crear una brecha que podría ser llenada por cualquier otro pasatiempo y debilitar el hábito que recién estás construyendo.
  5. Bloquea tiempo para leer. No puedes esperar a que espontáneamente se libere una hora en tu agenda para leer. Bloquea un espacio de tiempo en un horario conveniente en el que no  puedas ser interrumpido ni por las notificaciones ni por otras personas.
  6. Descarta los libros que no te gusten. Leer no debe ser una tortura, es una experiencia debe ser interesante, agradable y educativa. Si lo que estás leyendo no cumple con ninguna de esas características, descártalo y procede a iniciar con el siguiente libro en tu mesa de noche.
  7. Nunca te quedes con las dudas. Leer es una carrera en la que se gana cuando se aprende algo nuevo, no cuando se termina rápido. Tómate el tiempo de investigar las definiciones de términos que desconozcas, buscar en el mapa las referencias geográficas que se hagan y tomar nota de las piezas de contenido que mejor llamen tu atención.

Si te gustó el contenido, sé generoso y comparte la información con tus relacionados. Escríbeme un mensaje en Instagram (@VillanuevaBlog) y déjame saber cuál libro estás leyendo y por qué.