marca personal

GUIA PARA CONSTRUIR TU MARCA PERSONAL

Las marcas son un tema que parece nunca pasar de moda, sin embargo, en los últimos años una nueva variante de los conceptos tradicionales de marca ha tomado gran fuerza, me refiero a las Marcas Personales. Reconociendo la importancia de este tema – Y admitiendo a la vez mi fascinación por el mismo – traigo este no tan pequeño pero muy interesante post, que tiene por objeto guiarte por el buen camino hacia la construcción de tu marca personal.

Pero primero,

¿Qué son las marcas?

Mercadológicamente hablando, las marcas son el conglomerado de elementos que tienen como función principal diferenciar un producto o servicio de otros productos o servicios de naturaleza similar presentes en el mercado.

Para las empresas, la marca –conjunto de Imágenes, colores, figuras, formas, filosofías de servicio y demás– es lo que las hace destacarse de entre el montón y les permiten captar la atención de un segmento específico del mercado.

Se dice que el punto más alto de posicionamiento como marca se logra cuando el mercado es capaz de relacionar de manera directa marca y el producto y/o servicio que esta representa. Tomemos por ejemplo a la empresa Google Inc., que ha logrado convertir el nombre de su buscador en sinónimo de búsqueda, investigación y conocimiento.

Ahora sí,

¿Qué es una marca personal?

Desde hace ya varios años, el concepto de marca se ha extrapolado hasta los sistemas de  desarrollo personal, dando como resultado lo que hoy se conoce como marca personal o “Personal Branding” – en inglés – cosa que no es más que el conjunto de elementos que tienen por objeto lograr la promoción personal a través de la percepción que los demás tienen de uno.

Tu forma de vestirte, la manera en que hablas, lo que comes, donde vives y hasta lo que publicas y/o compartes en las redes sociales, son solo algunos de los elementos que componen tu marca personal.

¿Por qué un simple mortal como tú debería preocuparse en construir una marca personal?

Paso a explicarte… En un mundo en donde la competencia cada vez es más férrea, y donde el éxito viene determinado por tu capacidad de diferenciarte de entre la multitud, el construir una marca personal se convierte en el camino a seguir para lograr conseguir empleos bien remunerados, mejor valoración de nuestras aptitudes o atraer tráfico hasta nuestros propios negocios.

La marca personal, cuando se construye fundamentada en objetivos claros, te da la oportunidad de proyectarte ante los demás de la manera en que tú quieres ser percibido, consiguiendo con esto cierto control sobre la imagen que los demás puedan formarse de ti.

Seguimos con la pregunta del millón,

¿Cuáles son los pasos para construir una buena marca personal?

El proceso de creación de una marca personal es bastante amplio y diverso, dependiendo principalmente del tipo de marca que quieras construir; sin embargo, estos son los pasos principales:

Quizás te interese: Joven cuya cuenta de Instagram le genera unos 750 dólares por foto publicada. 

instagram
instagram

Define tu Marca.

Relájate, siéntate frente al espejo o haz lo que sea que creas que te pueda ayudar a determinar la respuesta a la pregunta madre de todo este rollo de la marca personal ¿Qué quieres que la gente sepa que eres? – Si quieres que te conozcan como consultor, pues tendrás que comenzar a venderte como consultor, si quieres ser modelo pues véndete como modelo… ahora que si no quieres ser un tonto, pero te vendes como tal, ¿Adivina cual será tu marca personal? – ¡Exacto! Creo que ya entendiste el punto.

Define de manera clara y precisa tu marca personal, plantea bien tus objetivos y eso te dará las pautas a seguir para todo el resto del viaje.

Selecciona tu audiencia.

¿A quien te vas a dirigir? – A dueños de empresas, posibles clientes o quizás jóvenes mayores de 18 años. ¿Cuál será tu público? – Dependiendo del público al cual planees dirigirte, así serán las técnicas y estrategias a implementar.

Ten pendiente que aspectos como la forma en que te vistes, la manera en que hablas o los temas de que hablas deben ir en relación directa al tipo de público a quien está dirigido tu marca.

Utiliza el canal adecuado para llegar a tu audiencia.

Una vez has decidido el tipo de público al que planeas dirigirte, debes seleccionar el canal apropiado para ponerte en contacto con ellos.  En este punto entran al juego las redes sociales. Con la amplia variedad de redes sociales existentes, capaces de agrupar a millones de personas con intereses similares, es bastante fácil registrarte en la que mejor satisfaga tus necesidades y comenzar a crear una comunidad alrededor de tu marca personal.

Sea que construyas una red de profesionales en LinkedIn, que consigas un gran número de seguidores en twitter o que publiques videos en YouTube, procura siempre que el medio que elijas sea el apropiado para llegar a tu target o público objetivo.

Aporta valor.

Ya definiste tu marca, has seleccionado tu audiencia y luego de mucho investigar, descubriste cuál es el canal apropiado para comunicarte con ella; lo que sigue es atraerlos hacia ti. Esta es una de las tareas más difíciles y agotadoras. Este es el punto donde la mayoría tiende a rendirse y olvidarse de todas las aspiraciones.

¿Cómo los atraes…?

Quizás te interese: Cuatro cosas que podemos aprender de las grandes marca 

aprender, marcas, grandes marcas

Aportar contenido de valor y que tenga relevancia para tu audiencia es la clave para conseguir que esta se acerque y quiera saber más de ti. Si tu audiencia está compuesta por amantes de la fotografía, publica contenido acorde con el tema, demuestra que sabes de fotografía; si estás orientado al entretenimiento, publica solo contenido de esa naturaleza, dales a tu target una razón para detenerse y escucharte.

Recuerda que las personas solo se acercan a las marcas cuando se sienten identificadas con lo que éstas representan, de ahí que si tu forma de hablar, de conducirte y/o de pensar no refleja los intereses de tu audiencia, es muy difícil que se conviertan en seguidores. Procura que cada cosa que hagas aporte valor a tu marca personal.

Al igual que tú, yo también estoy en proceso de construcción de mi marca personal, y por experiencia propia te puedo asegurar que es un trabajo muy agotador; por tal razón te recomiendo que construyas tú marca alrededor de cosas que verdaderamente te apasionen, esa es la única manera en la que podrás encontrar el ánimo para mantenerte innovando y creando contenido de calidad.

Mientras mayor calidad de contenido y dominio sobre tu área de experiencia exhibas, más tráfico podrás conseguir y más sólida será tu marca.

Colabora.

No conviertas tu marca personal en una isla apartada del universo de profesionales que te rodean, colabora con gente influyente dentro de tu área, interactúa con tu audiencia, ayuda a resolver problemas, comenta situaciones y sé un ente activo en tu entorno.

Haciendo esto, le darás el toque humano que diferencia una marca empresarial de una  marca personal.

Se consistente.

Existen casos de personas que por un golpe de suerte pasan de ser completamente anónimos a ser marcas personales muy reconocidas, sin embargo, esto no corresponde a la mayoría. Generalmente toma mucho tiempo y dedicación construir una marca personal de valor.

Cuando todos los demás elementos del proceso de construcción de la marca personal están en orden, la consistencia se convierte en la variable que completa la ecuación y determina el éxito o fracaso de la misma.

Debes ser constante en lo que haces, persistente ante las dificultades e inteligente para hacer los ajustes de lugar en la medida que avanzas en el proceso de construcción.

En resumen, ajusta tu plan, mantén la meta y se consistente.

Si te gustó el contenido – A pesar de lo extenso lol – compártelo con tus amigos en las redes sociales. ¿Tienes algo que aportar? Hazlo en los comentarios.

Estoy en twitter de sol a sol, sígueme… @ifranrodriguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *