COMO REDUCIR TUS PAGOS CASI A LA MITAD

Una situación muy común con la que me he encontrado en la asesoría sobre finanzas personales es la saturación de la capacidad de pago. Esto se da cuando los ingresos que la persona recibe le resultan a penas suficientes para solventar los compromisos económicos adquiridos; quedando un margen de seguridad contra eventualidades que va desde muy poco hasta nada.

Las principales razones por las cuales las personas saturan su capacidad de pago son: el consumo irresponsable, situaciones imprevistas, disminución de los ingresos y el endeudamiento excesivo.

Sea cual sea la razón por la que has caído en una situación de saturación financiera, el remedio es el mismo; buscar una manera eficiente de reducir los pagos. Para ello, lo más recomendable es la unificación de deudas.

La unificación de deudas o consolidación de deudas es el proceso en donde la persona funde todos sus créditos en uno solo de mayor tamaño con la intención de conseguir condiciones más blandas y reducción en sus cuotas mensuales.

Recientemente una de mis clientes, con un monto en crédito equivalente a RD$573,312.00, repartido entre cuatro instituciones financieras (seis productos crediticios en total), con pagos mensuales de RD$28,065.00; logró reducir sus pagos mensuales a RD$17,186.00 a través de la consolidación de sus deudas en una sola institución financiera.

Este cambio le representó a la señora, una reducción de RD$10,879.00 pesos mensuales. Nada mal, tomando en cuenta que no tuvo que aumentar el tiempo con relación a la deuda que tenía el plazo más largo (cuatro años).

En el ejemplo anterior podemos ver cómo se produjo una reducción en los pagos del 38.76%, esto gracias a que las instituciones financieras tienen por política, asignar tasas de interés más bajas a los préstamos de mayor monto. Por lo que al unificar las deudas, el monto adeudado se mantuvo pero la tasa de interés bajó significativamente.

Si bien es cierto que esta es una alternativa inteligente para reducir los pagos y aumentar el margen entre los ingresos y el gasto financiero personal, hay una serie de factores que deben considerarse antes de proceder a dar este paso.

Antes de la unificación:

Revisa tus cuentas: Antes de dirigirte a cualquier entidad financiera a solicitar un crédito para unificación de deudas, debes asegurarte de conocer el monto exacto de las deudas que pretendes unificar, y de que las mismas estén todas al día.

El hecho de que las instituciones financieras estén en la disposición de unificar tus compromisos no significa que quieran captar clientes con mal historial, es por ello que te recomiendo que cuides de manera celosa tu patrón de pagos.

Conoce tus alternativas: Investiga las diferentes instituciones bancarias en tu área. Averigua las condiciones de sus financiamientos, flexibilidad, tasas de interés, plazos y demás por menores.

Usa esta calculadora de préstamos para ayudarte en la planificación y toma de decisiones.

También puedes visitar este link para conocer “Lo que debes saber antes de solicitar un préstamo”.

solicitar prestamo

Busca asesoría: Por buscar asesoría no me refiero buscar en google basado solo en tus criterios personales; sino que también te hagas aconsejar de gente conocedora del área (de preferencia sin intereses de por medio) y con la experiencia para ayudarte a seleccionar la institución financiera que más te convenga.

Alejandro W. Fernández, de Argentarium.com, publica muy a menudo opiniones imparciales sobre los servicios financieros prestados por las principales entidades del mercado. Te recomiendo su blog.

Cuando hayas decidido a cuál institución acudir:

  1. Procura incluir en el monto a solicitar la mayoría (sino todas) las deudas que tengas. Solo quedarían fuera del monto a unificar las deudas que estén en unas condiciones tan blandas, que te salga más económico quedarte con ellas tal como están.

Si no estás seguro de si deberías incluir o no una deuda en específico, llama a tu oficial de crédito en tu banco y pídele que te de las condiciones en las que está colocado el préstamo; de manera que puedas tomar una decisión basada en datos reales (Particularmente me gusta que se unan todas las deudas en una sola, por motivos de comodidad y manejo).

sacar cuentas

  1. Trata de que la fecha de pago esté lo más próximo posible a tu fecha de cobro. De esa forma evitarás cualquier situación de atraso; cosa que es muy importante ya que el monto del préstamo será mayor y los cargos por mora también.
  2. Limita tanto el monto como la cantidad de tus tarjetas de crédito. Si la idea es reducir los pagos mensuales, no conviene tener tentaciones que puedan desviarte del camino.
  3. Se prudente con el plazo. El hecho de que a mayor plazo del préstamo menor sea la cuota no significa que el préstamo te salga más barato, todo lo contrario; mientras más largo el plazo, más intereses tendrás que pagar.

Por tal razón te recomiendo que, siempre y cuando tus ingresos te lo permitan, mantengas como plazo límite el plazo de la deuda más larga que vas a cancelar. De esa manera no te sentirás atrapado en un compromiso mucho más duradero que el que tenías anteriormente.

Por ejemplo: Si tienes 3 deudas, y la de más largo plazo dura 3 años, trata de tomar ese plazo como tope al momento de unificarlas. De esa forma tendrás un plazo equilibrado que permitirá tener cuotas manejables durante un plazo prudente.
  1. Luego de unificadas tus deudas, procura aprender tu lección. Mantén el monto de tus compromisos financieros dentro de lo manejable, evita el endeudamiento innecesario y sobre todo concéntrate en pagar responsablemente el compromiso nuevo que recién has adquirido.

Conclusión:

No importa bajo las circunstancias en las que caíste en el sobreendeudamiento; es tu responsabilidad tomar acciones orientadas a mejorar la salud de tus finanzas.

No le dejes tu economía a la suerte; infórmate, evalúa y toma acción para lograr los cambios favorables que tanto necesitas.

Si te gusto la publicación, compártela con tus contactos en las redes sociales. Quizás esto pueda ayudar a alguien cercano a ti.

Recuerda suscribirte para recibir nuestro mejor contenido directo en tu bandeja de entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *