Sobresalir en los negocios

¿CÓMO HAGO PARA QUE MI NEGOCIO SOBRESALGA?

Esta es una de las preguntas más frecuentemente formuladas por emprendedores que se encuentran en un mercado de alta competencia y que ya han entendido que necesitan separarse del resto de sus competidores.

Si tú también te has formulado esta pregunta, permíteme felicitarte. Reconocer que ser uno más del montón no te llevará a ningún lado es un gran paso de avance.

Quizás no exista una fórmula mágica aplicable a todos los negocios que pueda hacer que estos fácilmente llamen la atención de todo el mundo (todas las que conozco conllevan trabajo y disciplina), pero lo que sí existen son reglas básicas que todo administrador debe observar a la hora de trabajar la manera en que su negocio es percibido por sus clientes. A continuación te presento cinco de esas reglas:

  • Conoce tu público

Para diferenciarte tienes que satisfacer a tu público, y no hay manera humanamente posible de satisfacer a alguien a quien no conoces. Es por eso que tu tarea es convertirte en un experto en tu gente, estudiando sus hábitos de consumo, gustos, pasiones y sobre todo, pregúntales de primera mano ¿Qué es lo que esperan de tu negocio? Apuesto a que te sorprenderás de los resultados.

  • Adapta TU negocio a SUS necesidades

Es muy común ver negocios en los que la administración le fija a los clientes las reglas del juego.  “No puede llevar más de dos unidades” “No hay mesa para más de cuatro” “No podemos despachar la orden. El envío a su ciudad sale muy costoso”… ¡Basta ya de eso! La gente va a tu negocio buscando soluciones, si eres incapaz de dárselas entonces tu negocio es inútil y buscarán a alguien que sí pueda.

Si tus clientes quieren más del límite por orden, quizás sea hora de subir el límite. Si no hay mesa para más de cuatro, junta cuantas mesas de cuatro necesiten. Si el envío sale muy caro, explícale amablemente que si él está dispuesto a cubrir el costo, tú estás dispuesto a hacerle llegar su pedido.

Brinda soluciones que se adapten a tus clientes… deja de querer que tus clientes se adapten a ti.

  • Estudia a tu competencia

No te conviertas en un rival desleal, difundiendo propaganda negativa acerca de tu competencia y cosas así. En lugar de eso, estúdialos e identifica las cosas en las que ellos están fallando, para de ese modo no caer en los mismos errores.

Has de sus debilidades tus propias fortalezas.

  • Excelencia en el servicio

Entrega tu servicio de la manera más creativa, amable y humilde posible… Los clientes pueden percibir desde la distancia cuando tu vocación de servicio es genuina.

Procura que tus clientes se lleven consigo una experiencia inolvidable cada vez que salgan de tu negocio o luego de haber recibido un servicio tuyo. Demuéstrales con cada detalle que piensas en ellos, y que son la razón de ser de tu marca.

Algo que comúnmente recomiendo es que los administradores visiten negocios de la misma naturaleza que los suyos y comparen los servicios con el que actualmente están ofreciendo. De esa manera, obtendrán una perspectiva real de donde está ubicada la calidad de su servicio en relación con la competencia.

  • Promueva tu marca… ¡MUCHO!

Por promover tu marca me refiero a que le des vida a tu nombre, que la gente hable de ella (En el buen sentido claro está…), que se sientan orgullosos de publicar en las redes sociales una foto sentados en tu local o utilizando algún servicio o producto tuyo.

La promoción va más allá de un anuncio de radio o tv, es una actividad que se relaciona con la calidad misma del producto brindado. No andes por ahí diciendo que eres el mejor… demuéstrale al público que lo eres y ellos lo dirán por ti.

Si te gustó el contenido no olvides compartirlo con esa persona que sabes que le gustará también. Si conoces algún negocio al que le vendría bien esta lectura… ¡Mándale el link a su administrador! 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *