6 MANERAS DE VALIDAR TU IDEA DE NEGOCIO

Apuesto a que en más de una ocasión se te ha ocurrido una idea de negocio que te gustaría implementar… pero no sabes si valdría la pena intentarlo.

Mucha gente te diría: ¡Adelante, ve tras ella!

Pero, ¿Y si resulta que no es tan buena idea como pensabas?

A decir verdad, no hay manera de predecir con certeza si una idea de negocio va a triunfar o no. Lo que sí se puede hacer es reducir las posibilidades de fracaso a través de un buen proceso de validación.

En lenguaje llano; validar tu idea es averiguar si realmente hay gente dispuesta a pagar por eso que pretendes vender.

En esta publicación, compartiré contigo algunas simples maneras en las que puedes realizar la validación de tu idea.

Empecemos.

Idea No. 1: Facebook y Fabook Ad.

fb ads

Para la mayoría de las personas, Facebook es solo un medio para consumir contenido. Sin embargo, para quienes conocen Facebook Ad, la red social se convierte en una tremenda herramienta para promover y/o validar ideas de negocio.

Así funciona:

A través del manejador de anuncios de Facebook Ads, puedes crear una segmentación basada en las características de tu público objetivo.

La magia de esta herramienta está en que tan pronto realizas tu segmentación por criterios, te arroja un número estimado de la cantidad de personas que cumplen con esos criterios.

segmentación

Si el tamaño estimado del público que cumple con tus criterios de segmentación es lo suficientemente grande; es muy probable que tu idea tenga buenas oportunidades de éxito.

Luego de que conoces el tamaño del mercado potencial, puedes llevar tu proceso de validación un escalón más arriba.

La manera de hacerlo es creando una campaña con Facebook Ads para promover tu idea y ver cuántas personas (dentro de ese mercado potencial) están dispuestas a suscribirse, a hacer una pre-orden o mostrar interés de alguna manera en tu propuesta.

No necesitas un gran presupuesto para hacer esta prueba; tampoco tiene que ser una campaña de larga duración.

Es más, ni siquiera necesitas haber creado tu producto.

La idea es simple: Descubrir si realmente ese mercado potencial está dispuesto a pagar por lo que pretendes ofrecer.

Idea No.2: Email y mensajes de texto.

Email:

El correo electrónico está reconocido como la táctica individual más efectiva que combina adquisición, conversión y retención de clientes.

Lo que muchos no saben es que se puede utilizar como una forma efectiva y rápida de validar tu idea de negocios.

La idea aquí es contactar personas que cumplan con tu perfil de cliente ideal y hacerles llegar una propuesta de venta.

Mientras mayor sea el porcentaje de contactos que acepten comprar tu producto (aun cuando no lo has creado), mayores serán las probabilidades de éxito para tu idea una vez se haya ejecutado.

No te rompas la cabeza tratando de crear una plantilla llamativa y muy elaborada. Mantén tu contenido simple y directo.

Aquí tienes una plantilla que puedes usar:

Asunto: Excelentes noticias para ti!

Hey [nombre del prospecto], ¿Qué tal?

En estos últimos días he estado trabajando en un proyecto que sé que te encantará.

Se trata de [breve descripción de la idea].

Te estoy contactando porque el cupo es limitado y me gustaría que fueras de los primeros en adquirir este [producto o servicio].

Contáctame para más información.

Bye,

[Tu nombre]

Ahí lo tienes. Corto, sencillo y directo al punto.

No te imaginas lo efectivo que puede ser ese email cuando se le envía a la persona correcta. 😉

Mensajes de texto:

Los mensajes de texto son una de mis formas favoritas de comunicación. Son directos, casi en su totalidad llegan al destinatario final y sobre todo, no necesitas gran esfuerzo para usar esta estrategia.

Nota: Para que esto funcione, necesitas tener una cantidad significativa de contactos personales.

Se podría decir que esta estrategia es un clon del alcance a través del correo electrónico, pero un poco más personal.

He usado esta estrategia a través de WhatsApp y los resultados han sido muy interesantes.

Mira como lo hago:

  1. En una nota, escribo el copy del mensaje (dulce y simple).
  2. Voy a la opción “Listas de difusión”
  3. Luego, creo una “Nueva lista”
  4. Y después voy agregando a todos mis contactos que pudieran interesarse por la idea.
  5. Les envío el mensaje.

Se creativo cuando estés redactando el mensaje. Puedes incluir links, fotos, videos cortos, etc.

Recuerda darle seguimiento a las respuestas. Ahí es donde se cierra realmente la venta.

Idea No. 3: Crear una lista de espera.

Esta es una estrategia muy utilizada por los mercadólogos.

Consiste en crear un landing page, en donde se brinde de forma atractiva la descripción del producto y/o servicio que se pretende brindar.

Junto con esto, se incluye una llamada de acción (call to action) que invite al visitante a inscribirse en una lista de espera y recibir una notificación cuando el producto salga a la luz.

landing page

Mientras más emails recolectes, mayores serán las probabilidades de que tus futuras ventas sean buenas.

Algunos tips para crear una buena landing page son:

  • Escribir un buen copy (mensaje del contenido)
  • Evita los rodeos
  • Utiliza recursos audiovisuales (imágenes, videos, etc.)
  • Impulsa el alcance de tu página con publicidad de pago
  • No introduzcas varios temas en una sola página
  • Mantén tus formularios tan cortos como se pueda

Idea No. 4: Crear un prototipo.

Siempre trato de evitar cualquier costo de fabricación en la etapa de validación de la idea.

Sin embargo, en ocasiones la propia naturaleza del producto que pretendes ofertar hace necesario que tengas que crear un prototipo de la idea final.

propotipo

El prototipo difiere del producto final en que su finalidad es ilustrar de forma sencilla la idea final, de modo que esta pueda ser entendida y compartida fácilmente con otros.

Cuando vayas a crear un prototipo, ten en cuenta lo siguiente:

  • Incluye solo las características mínimas necesarias para dar a entender tu idea.
  • Mantén el costo tan bajo como se pueda
  • Da a conocer tu prototipo (en foros, blogs, redes sociales, en vivo, campañas de anuncios, etc.)

Lo importante aquí es recolectar impresiones sobre el producto y evaluar la reacción del mercado y su disposición de comprar.

Idea No. 5: Cold calling (llamada en frío)

cold calling

El cold calling es una de las estrategias de venta más antiguas.

A pesar de que muchos critican este método, no se puede negar la importancia que tiene en los procesos de prospección y captación de clientes.

Básicamente, la llamada en frio consiste en contactar prospectos (ya sea por teléfono o por email) que no necesariamente están esperando la llamada, para realizar una propuesta de venta.

Por ser una técnica algo invasiva, se debe manejar con mucho cuidado.

Estos son algunos consejos útiles:

  • Estudia a quien vas a llamar
  • Prepara un guión
  • Elabora una buena introducción
  • Escucha a tu prospecto
  • No presiones demasiado
  • Asegúrate de ser rápido y certero
  • Escoge bien a los prospectos que vas a llamar
  • Prepárate para las objeciones más comunes
  • Aprende a tolerar el no

Como esto se trata de una etapa de validación (donde el interés es conseguir los primeros 5-10 clientes, no realizar una venta voluminosa), puedes comenzar con las personas más cercanas a ti. Amigos y familiares.

Luego, puedes ir ampliándote hacia los amigos de tus amigos y así sucesivamente.

Como en las ideas anteriores, el objetivo de estas llamadas es despertar el interés de los clientes potenciales y evaluar su reacción ante tu propuesta.

Idea No. 6: Validación cara a cara

La validación cara a cara es una de las formas de validación más comunes, aunque menos escalable que las formas más modernas.

A pesar de ello. Es bastante efectiva, ya que permite obtener un mayor número de detalles en cuanto a la percepción del cliente potencial al momento de entrar en contacto con el producto o servicio.

Puedes ver las expresiones faciales, escuchar su parecer en sus propias palabras, etc.

muestra

Estas son algunas de las formas en que puedes realizar una validación cara a cara:

  • Colocando prototipos de tu producto en tiendas
  • Repartiendo muestras gratis
  • Encuestas públicas
  • Evaluaciones sensoriales
  • Presentaciones en eventos
  • Tutoriales
  • Workshops, etc.

En fin, cualquier escenario que te permita ponerte en contacto directo con tus clientes potenciales te puede servir para recolectar impresiones y validar tu idea.

Conclusión:

Como puedes ver, las alternativas son muchas y los límites los pones tú.

Naturalmente, no todos los métodos son apropiados para todos los tipos de negocio. Debes escoger el que mejor se adapte al producto o servicio que pretendas ofertar.

Como regla general, lo mejor es integrar tantos métodos de validación como sea posible.

Haciendo esto, se puede conseguir un mayor volumen de información, lo que permitirá tomar mejores decisiones.

No hay excusa para emprender lanzándose al vacío.

Tómate el tiempo para hacer tu validación, consigue tus primeros 5-10 clientes y comprueba si en realidad vale la pena llevar a cabo tu idea.

Como dije al principio, no hay manera de predecir con certeza si una idea de negocio va a triunfar o no; pero en la medida en que se disminuyan las probabilidades de fracaso, aumentarán las de éxito.

Si te gustó el contenido, compártelo con tus amigos en las redes sociales.

¿Tienes problemas con la validación de tu idea? – Contáctame, puedo ayudarte.

4 pensamientos en “6 MANERAS DE VALIDAR TU IDEA DE NEGOCIO”

  1. Otra manera de validar tu idea es utilizar la herramienta de Facebook ads para estimar el tamano de tu publico objetivo. Este es un nivel mas a profundidad que solo mirar los best sellers y las tendencias, mientras validas esto al pensar acerca de tu publico objetivo y revisas si hay suficiente gente a la cual venderle.

    1. Así es.

      Uno nunca elimina el riesgo al 100%, pero mientras más se pueda minimizar, menores serán las probabilidades de fracaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *